9 consejos para hacer el Negroni perfecto, según una bartender

Compartir

Puedo recordar claramente mi primer Negroni: febrero de 2018, brillaba en la barra frente a mí en el Morrissey’s Lounge, del Adelphi Hotel, en Saratoga Springs. Había escuchado a mis compañeros del trabajo evangelizar sobre esta bebida durante meses, los vi pedirla una y otra vez en los eventos de la empresa y en las happy-hours. Este coctel oscuro, ámbar-naranja siempre me dio curiosidad, pero inevitablemente recurría a un gin tonic en el último momento, o cualquiera que fuera el coctel especial de la noche. (Spritz. Siempre fueron spritz). Sin embargo, a medida que pasaban las semanas, me rendí y decidí que debía al menos probarlo; después de todo, me encantaba el sabor a naranja en los Aperol Spritz, así que ¿por qué no Negronis?

Con el primer sorbo frío, supe que había encontrado mi nuevo aperitivo. Era amargo, pero también dulce, con fuertes matices de hierbas y una nota de naranja. El final fue suave y refrescante; el gran cubo de hielo mantuvo todo perfectamente frío. Lo terminé rápidamente, y entendí de inmediato por qué la gente nunca tenía suficiente; lo admito, no estaba preparada para lo fuerte que era. (No hay mezclador, solo ginebra, Campari y vermouth rojo dulce). Pero ahora como bebedora de Negroni experimentada, he llegado a apreciar saborearlo al estilo italiano. Se ha convertido en mi favorito cada vez que estoy en un bar, pero todavía no he tenido el coraje de hacerlo en casa, hasta ahora.

La Negroni Week es un evento anual en el que muchos bares de todo el mundo sirven cocteles y donan una parte de las ganancias a una organización benéfica. En 2019 este coctel cumplió 100 años, se cree que fue inventado en Florencia en 1919 cuando el Conde Negroni ordenó un Americano (Campari, vermouth, agua gasificada) con ginebra en lugar de agua gasificada. Entonces, cuando escuché que Campari organizaría una clase magistral de Negroni para celebrar, me inscribí con entusiasmo. Dirigidos por Stacey Swenson, la bartender del Dante de Nueva York, que alguna vez fue nombrado el “Mejor bar-restaurante americano”, nos abrimos camino a través de la historia del Negroni, primero haciendo un Americano, seguido de un clásico Negroni y, finalmente, un Negroni Sbagliato (más de eso en un minuto). En el camino, junté algunos consejos clave para ejecutar el coctel en casa y terminé mucho más segura. Esto es lo que Swenson nos enseñó:

Recuerda la receta

La composición básica de un Negroni es una parte de ginebra, una parte de Campari y una parte de vermouth dulce; usamos una onza de cada uno para mezclar, más hielo y una cáscara de naranja.

Elige una ginebra atrevida

El Campari tiene un sabor fuerte, por lo que necesitarás una ginebra atrevida para competir con él. A Swenson le gusta usar un estilo londinense seco.

Consigue un vermouth de buena calidad y trátalo adecuadamente

Swenson nos recordó durante la clase que el vermouth es vino y el vino tiene caducidad, así que asegúrate de refrigerarlo. El vermouth dulce se mantendrá en el refrigerador durante tres meses, ya que es un vino fortificado. El Campari, por otro lado, no es perecedero, por lo que no tienes que preocuparte por eso.

Tal vez quieras diluir el Negroni primero

Dependiendo de tu situación de hielo, es posible que desees hacer tu Negroni en un shaker primero y luego colarlo en un vaso para diluirlo un poco. Aunque si usas hielo pequeño, se derretirá más rápido, así que no será necesario colar.

Hablando de hielo…

Swenson recomienda usar un cubo de hielo grande (los cuadrados o esféricos que sueles ver en los bares) o de tres a cuatro cubitos de hielo de los que normalmente se encuentran en los congeladores tradicionales. Cualquiera que sea el hielo que uses, asegúrate de que no gotee.

Usa la cáscara de naranja para darle más sabor…

Una vez que tu Negroni esté listo, toma una cáscara de naranja para decorar. Primero, “exprime” (o tuerce) la cáscara sobre el vaso, para liberar los aceites en la bebida. Luego, colócalo en el Negroni como garnish, de modo que la cáscara quede hacia ti. Esto logrará una bebida más aromática.

Pero no la frotes sobre el vidrio

Es posible que también te sientas tentado a deslizar la cáscara alrededor del borde para darle más sabor, Swenson desaconseja hacerlo. El residuo causará un ligero efecto adormecedor cuando lo bebas, lo que puede alterar tu experiencia con la bebida.

Siéntete libre de cambiar

Hay muchas versiones diferentes de Negroni: un Americano usa agua mineral con gas en lugar de ginebra, mientras que un Sbagliato (“error”, en italiano) usa Prosecco. Swenson dice que puedes jugar con bourbon, mezcal, ron y otros licores para crear tu propio riff de Negroni. Solo recuerda los tres componentes de la bebida: amargo, dulce y fuerte. (Por ejemplo, los Negroni Sbagliatos son sus favoritos).

Recuerda: es difícil estropearlo

El Negroni Sbagliato fue creado por error, después de todo, dado que la bebida está hecha con partes iguales, no te estreses demasiado mientras la preparas.

Fuente: foodandwineespanol.com

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones