El orígen de la cerveza

Compartir
El orígen de la cerveza

El orígen de la cerveza se remonta a los primeros asentamientos humanos en torno al año 9.000 a.C. Fue de la mano con el desarrollo de la agricultura y el abandono de estilos de vida nómada. Las primeras menciones que registran la existencia de cerveza se dan en unas tablas de arcilla del año 4.000 a.C. Por ello se cree que la primera civilización en fermentar granos como la cebada fueron los Sumerios.

La cerveza en mesopotamia

Se cree que el orígen de la cerveza, como tantas otras cosas, fue por casualidad, dejando pan a la intemperie se mojó con la lluvia, que tras el calor y las levaduras fermentó. En el Imperio Babilónico, la cerveza no sólo se consideraba como una bebida, sino como un alimento. Por ello fueron unos grandes artistas en el desarrollo de la cerveza, llegando a crear unos 20 tipos de cerveza distinta. La primera receta de cerveza está escrita en el Código de Hamurabi.

La cerveza en Egipto

Los egipcios también elaboraban la cerveza a partir de una masa de pan sin hornear que dejaban fermentar en agua, y que gracias al calor y la acción de las levaduras salvajes se convertía en esta apreciada bebida que acabó siendo su bebida nacional.

El proceso de elaboración de la cerveza consistía en romper la cebada (malteada o no), mezclarla con agua y hervir la mezcla ligeramente. Se dejaba fermentar esta papilla durante algunos días y se pasaba a unas cestas que favorecían el goteo del líquido que se recogía en un botijo. Se solían añadir miel y algunas plantas aromáticas. Llamaban a este caldo “vino de cerveza” o “zythum”.

Habían alrededor del mundo otras bebidas fermentadas a partir de granos, que eran parecidas a la cerveza. En el Imperio Inca elaboraban “la chica” a partir de maíz, los chinos elaboraban un tipo de cerveza llamado “Kiu” que tenían como base trigo, cebada, mijo y arroz. Incluso en la antigua britania antes de que los romanos introdujeran la cebada, ya elaboraban cerveza a base de trigo malteado.

La cerveza en el Imperio Romano

En el Imperio Romano se consideraba al vino como la bebida de los dioses, por lo que se dice que la cerveza sufrió una época oscura durante este periodo. Pero en los pueblos del norte de Europa que rodeaban al imperio, la cerveza era la bebida del pueblo, debido al éxito que tenía esta bebida en las regiones habitadas por bárbaros, por lo que quedó estereotipada como la preferida de los hombres rudos.

La evolución de la cerveza

Los monjes de los países del norte de Europa, como Bélgica fueron quienes perfeccionaron el proceso de elaboración de la cerveza gracias a la incorporación del lúpulo, planta que ayuda a su conservación y le da su sabor amargo. La utilización del lúpulo se expandió, y Alemania e Inglaterra se convirtieron en grandes productores de cerveza.

Las primeras fábricas de cerveza surgieron en los siglos XIV y XVI, entre las que destacan las de Hamburgo y Zittau. A finales del siglo XV, el duque de Baviera Guillermo IV promulgó la primera ley de pureza de la cerveza alemana, que establecía que para la elaboración de cerveza únicamente se podía utilizar malta de cebada, agua, lúpulo y levadura.

En el siglo XVIII, la revolución industrial y el descubrimiento de elaboración en frío permitió que se masificara la cerveza. Además, a mitad del siglo XIX, Luis Pasteur descubrió la levadura de alta fermentación, lo cual permitió controlar de forma precisa la transformación del azúcar en alcohol. Con este descubrimiento los productores de cerveza ya no dependían de la levadura salvaje que se transportaba en el aire para la fermentación, pudiendo desarrollar cervezas de mayor calidad y variedad. Durante este mismo siglo, los cerveceros checos y alemanes desarrollaron cervezas filtradas y más claras, como las Lager y las Pilsen checas.

A mediados de 1970 el consumo de vino cedió cuota de mercado al de cerveza, y en 1982 el consumo per cápita de vino y cerveza se igualan.

La cerveza en la actualidad

Actualmente la cerveza es una de las bebidas más consumidas del mundo. Poco a poco se diversifican más, pero las cervezas más consumidas son las del tipo pilsen.

El país que más cerveza consume del mundo es República Checa con 148.6 litros per cápita, seguido por Austria con 107.8 y Alemania con 106.1 litros per cápita.

Fuente: verema.com

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart

Verificación de edad

Al hacer clic en Entrar, certifico que soy mayor de 18 años.

O

Disfruta siempre de forma responsable.
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones