¿Cuál es el atractivo del vino sin alcohol?

Compartir
¿Cuál es el atractivo del vino sin alcohol?

El vino es difícil de imaginar sin el alcohol. Forma parte de su textura, su sabor, su complejidad y, por supuesto, de su sabor. Sin embargo, el interés por el vino sin alcohol ha crecido rápidamente en los últimos dos años.

Según datos de Nielsen, las ventas al por menor de vinos sin alcohol en Estados Unidos se dispararon durante el año que terminó el 20 de febrero, con un aumento del 34% en esas 52 semanas después de haberse mantenido relativamente estables entre 2016 y 2019. La subida fue aún más pronunciada, un 40%, en el último trimestre de ese año, que incluyó el Dry January, un mes de abstinencia voluntaria avivado por las redes sociales.

Las ventas anuales, con un valor aproximado de 36 millones de dólares en el último año, son solo una pequeña fracción de toda la categoría de vinos, que registró más de 21.000 millones de dólares en ese periodo en Estados Unidos. Sólo siete marcas de vinos sin alcohol tuvieron más de un millón de dólares en ventas, informó Nielsen.

No es mucho si se compara con otras categorías de bebidas sin alcohol, como la cerveza y la sidra, que ofrecen una selección mucho mayor que el vino.

Pero el interés ha crecido lo suficientemente rápido en el último año como para que algunos en el sector del vino lo vean como una gran oportunidad.

“Es la categoría que más crece ahora mismo en nuestra cartera”, afirma Kevin Pike, propietario de Schatzi Wines, un pequeño importador y distribuidor de Milán (Nueva York). “Ha subido un 1.000% y crece cada día”.

Schatzi importa la serie de vinos sin alcohol Eins-Zwei-Zero de Leitz, un excelente e innovador especialista en riesling de la región alemana de Rheingau. Ahora vende tres variedades: un riesling, un riesling espumoso y un rosado espumoso. Los dos espumosos se presentan también en latas de 250 mililitros, y Pike dice que espera añadir un pinot noir sin alcohol el año que viene.

Otro importador, Victor O. Schwartz, de VOS Selections, trae el chardonnay espumoso sin alcohol Noughty de Thomson & Scott, un comerciante más conocido por vender Skinny Prosecco. Las botellas están pensadas para los que se preocupan por la dieta, y Schwartz dice que la respuesta a los vinos ha sido estupenda.

“Me metí en el agua y me sorprendió todo lo que se está haciendo en la zona sin alcohol”, dijo. “Ya estoy trabajando para ampliar la categoría en mi cartera. Mis clientes quieren una gama, y pronto tendremos un rosado espumoso de Noughty este verano”.

En el pasado, el jugo de uva de vinificación y envasado en botellas de vino se comercializaba como alternativa al vino. Pero el jugo de uva y los vinos sin alcohol no son en absoluto lo mismo.

Un buen jugo de uva puede ser algo maravilloso, delicioso pero normalmente muy dulce. El vino sin alcohol se produce haciendo primero vino. La levadura fermenta todo o casi todo el azúcar de la uva en alcohol. A continuación, se elimina el alcohol. El resultado no es más embriagador que el jugo de uva, pero generalmente no es tan dulce y está fundamentalmente alterado.

¿Cuál es el atractivo? No es difícil de entender en un mundo pandémico que haya logrado atención plena el conjunto de prácticas de autocuidado que ahora se denominan generalmente “bienestar”.

¿La opción de beber vino sin el desgaste físico y mental que puede causar el alcohol? ¡Bingo! Wine Intelligence, una organización de investigación de los consumidores, escribió recientemente que el vino con bajo o nulo contenido de alcohol era “una necesidad insatisfecha del consumidor”, especialmente entre los jóvenes.

Sin embargo, las razones prácticas son tan importantes como las impulsadas por las tendencias sociales.

“Estoy pensando en la gente que se dedica al fitness y se levanta muy temprano para correr o hacer ejercicio, en la gente que quiere salir de fiesta pero es el conductor designado, en la gente que quiere tomarse una noche de su habitual botella de vino con la cena, en la gente que tiene que trabajar después de cenar”, dijo Schwartz. “Todas estas personas disfrutan bebiendo vino y no quieren renunciar a ello, pero se alegran de que el alcohol no interfiera en esos momentos con sus ocupadas y activas vidas”.

Precisamente este tipo de preocupaciones prácticas inspiraron a Johannes Leitz, de la bodega Leitz, a intentar crear un buen vino sin alcohol.

Según cuenta Leitz, un chef noruego, Odd Ivar Solvold, le habló hace unos años de la necesidad de un buen vino sin alcohol, sobre todo en Noruega, donde la pena por manejar ebrio, según le dijo Solvold, era del 10% de los ingresos anuales. Quería algo que fuera equilibrado y que combinara con su cocina, y se ofreció a pagar a Leitz el mismo precio que obtenía por sus vinos convencionales.

Leitz dijo que también tenía un deseo personal de un vino sin alcohol, ya que los problemas cardíacos le impedían consumir el alcohol al que estaba habituado.

Eliminar el alcohol de un vino no es fácil, al menos, no si el vino sin alcohol va a ser bueno. El punto de ebullición del alcohol, unos 173 grados, es inferior al del agua, unos 212 grados. En teoría, se podría simplemente calentar el vino a 173 grados durante el tiempo necesario para hervir el alcohol. Pero ese tratamiento rudimentario dañaría también los componentes del sabor del vino.

Además, por muy suave que sea el proceso, la eliminación del alcohol no deja de ser una dura alteración tecnológica de un vino. La sensación de pureza, energía y vida que desprende un buen vino es imposible en una botella sin alcohol.

“No se puede comparar con el vino”, dice Leitz. “Es diferente, y puede que te decepcione un poco, pero cuando necesitas una buena bebida con una comida realmente buena, la mía es la que más se acerca al vino”.

Para compensar lo que falta, los productores tienen que añadir algo, normalmente un poco de azúcar o jugo de uva para redondear la textura. Pero Leitz dice que el elemento más importante para hacer un buen vino sin alcohol es el propio vino base.

“Somos el único productor de vino sin alcohol que utiliza su propio vino”, afirma. El riesling que utiliza, por ejemplo, iría a parar a su Eins-Zwei-Dry, un excelente riesling seco para principiantes.

No puedo decir si es el único. Pero sé que para su chardonnay espumoso Noughty, Thomson & Scott, una empresa con sede en Londres, compra uvas de chardonnay de la región de La Mancha en España y luego envía el vino a Alemania para su destilación al vacío. Leitz alquila su propia unidad y lo hace todo in situ.

Cada una de las botellas que probé, las tres de Leitz y la de Noughty, era quizá un poco dulce. Ninguna se confundiría con un vino.

Mi favorita fue el riesling de Leitz, el que no tiene gas, no el burbujeante. Fue la única botella en la que pude percibir el carácter varietal del riesling: un toque de lima y albaricoque que parpadeaba intermitentemente.

El riesling espumoso de Leitz y el rosado espumoso, elaborado con pinot noir, parecían más sencillos, al igual que el chardonnay espumoso de Noughty. En parte, creo que esto se debe a que el dióxido de carbono se añade al vino para la carbonatación, al igual que con un refresco. Esto hizo que parecieran inertes en contraposición a la carbonatación natural que hace que los buenos vinos espumosos se sientan vivos.

No obstante, cada uno de ellos era sabroso, aunque tal vez más granoso que vinoso.

Probé otra botella, un Fre Sparkling Brut de Sutter Home, un gran productor estadounidense de vinos baratos. No estaba claro qué tipo de uvas contenía el vino, pero era mucho más dulce que los otros, lo que no es sorprendente, ya que la etiqueta indicaba que tenía un 32% de jugo. No podía competir con las otras botellas.

Leitz dijo que ve grandes cosas por delante para la categoría sin alcohol. Cada mes, dijo, recibe más solicitudes de todo el mundo para enviar sus vinos.

“Todavía estamos aprendiendo, y estamos al principio de un gran viaje”, dijo Leitz. “Ahora mismo sólo estamos al 20%. Podríamos hacer mucho, mucho más”.

c.2021 The New York Times Company

Fuente: clarin.com

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart

Verificación de edad

Al hacer clic en Entrar, certifico que soy mayor de 18 años.

O

Disfruta siempre de forma responsable.
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones