Vinos de la Patagonia argentina: por qué son cada vez más y mejores

Compartir
Vinos de la Patagonia argentina: por qué son cada vez más y mejores

Vinos de la Patagonia argentina: por qué son cada vez más y mejores.

En el paisaje dominado por el blanco de la nieve asoman filas de palitos finos, erguidos. Parecen ramitas indefensas a merced del frío bajo cero y los vientos que arrasan y congelan. Pero la vid resiste las temperaturas extremas como pocas plantas lo hacen. Y continúa su ciclo hasta dar frutos, que se convertirán en vinos con el carácter de estas latitudes.

Esta postal se repite y expande a lo largo de la Patagonia argentina. Los viñedos salpican la inmensidad del país al sur del Río Colorado. Ocupan 3.464 hectáreas -datos de 2019- repartidas entre las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut. A las que se les suman casi 300 hectáreas más del sur de La Pampa y una pequeñísima porción de la provincia de Buenos Aires. Representan menos del 2 % del total cultivado en el país. Y sin embargo, se hacen notar cada vez más, con proyectos que exploran y desafían los límites más australes.

Por supuesto, los vinos patagónicos en sí no son una novedad. La bodega más antigua, Humberto Canale, fue fundada en 1909. Pionera en la zona del Alto Valle de Río Negro, donde se concentra la mayor producción de la región, sigue siendo una empresa familiar que ya va por la quinta generación dedicada a esta industria. Su producción centenaria ha sido distinguida con premios internacionales. Y hoy no solo son reconocidos en el mercado interno sino que además exportan sus botellas a 20 países.

Testigos del crecimiento de la viticultura patagónica en las últimas décadas, los Barzi-Canale consideran que el desarrollo benefició tanto a los grandes como pequeños productores. “Que haya más opciones tuvo un efecto multiplicador para todos, nosotros hoy vendemos mucho más de lo que vendíamos cuando éramos los únicos en el mercado”, afirma Guillermo Barzi Canale (h), director comercial de la empresa.

Río Negro no solo se destaca en el mapa patagónico por la cantidad de bodegas. En su último reporte sobre Argentina, el crítico estadounidense James Suckling le otorgó 100 puntos (máxima calificación) a un Pinot Noir de Bodega Chacra, de General Roca. Mientras que su par británico Tim Atkin incluyó el Noemía Malbec 2017 en su top 5 con 97 puntos. Solo una muestra de ejemplares australes que juegan en las mismas ligas que los mendocinos.

En Neuquén, el polo vitivinícola se concentra en San Patricio del Chañar y sus alrededores. Donde desde principios del milenio comenzaron a surgir bodegas como Fin del Mundo, Malma, Familia Schroeder y Patritti, por mencionar algunas. Roberto Schroeder, presidente de la empresa que lleva su nombre, señala que la Patagonia “es una región muy grande con una gran variedad de suelos y climas que generan condiciones diferentes y mucha diversidad en los vinos”. Y que, en ese sentido, la ventaja de los neuquinos es que sus plantaciones no sufren tanto las heladas y eso les permite desarrollar más variedades, incluyendo Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot.

Las sucesivas designaciones de las IG o indicaciones geográficas que proporciona el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Resultaron un envión considerable para el reconocimiento local e internacional de los vinos de la región. En el año 2002 se declaró la IG “Patagonia”, lo que les permitió a las bodegas imprimir la palabra en las etiquetas como un sello oficial de identidad. Posteriormente, Río Negro y Neuquén obtuvieron la denominación específica para sus provincias y algunas de sus localidades. La IG más reciente, aprobada en agosto de 2020, es la que corresponde a un área con solo 12 hectáreas de viñedos plantados hasta el momento: Trevelin, en el noroeste de Chubut, a solo 12 kilómetros del límite con Chile.

Marcelo Yagüe, dueño de Casa Yagüe, una de las jóvenes bodegas de Trevelin (su primera vendimia fue en 2017). Sostiene que esta localidad tiene mucho más para ofrecer que paisajes de ensueño. “Somos pocos productores aun, pero con un enorme potencial. Apenas salieron las primeras añadas de nuestros Chardonnay y Sauvignon Blanc nos dimos cuenta de que eran diferentes, con un gran nivel de acidez, baja graduación alcohólica (11-11,5 %), aromáticos… Y los espumantes que se vienen van a dar que hablar”, augura, confiado en el grupo que se armó con sus vecinos de las bodegas Contra Corriente y Nant y Fall.

Y si hasta hace poco más de un año este valle tenía el podio de la última frontera al sur en el mundo del vino argentino, en 2019 se concretó otro proyecto que vino a superarla. Ubicada a orillas del Lago Musters, en el Paralelo 45° 33′ LS y casi en el límite con Santa Cruz, la Bodega Otronia se convirtió oficialmente en la más austral del continente con el lanzamiento de sus primeros Chardonnay, Pinot Noir y cortes de blancas.

¿Hasta dónde puede extenderse el fenómeno de los vinos australes? ¿Hay micro terroirs que posibiliten una vendimia en Santa Cruz o, más lejos aún, Tierra del Fuego? Guillermo Corona, Lic. en Geofísica y autor del libro La geografía del vino, lo ve difícil. “En Tierra del Fuego no veo ninguna chance, porque ni siquiera suben las temperaturas en verano, como pasa en Trevelin. Además, si no hay cierto nivel de humedad, la planta no logra resistir las heladas”, explica.

Para Corona, las próximas sorpresas podrían venir por el este de Chubut, hacia la costa sobre el Océano Atlántico. En la zona de la desembocadura del Río Negro, donde se puede aprovechar la influencia oceánica. También ve buena proyección más al sur, a la altura de Trelew o en Bahía Bustamante. Donde ya hay algunas iniciativas como la del enólogo mendocino Matías Michelini. Lo fundamental, sostiene, es que los productores entiendan el lugar y encuentren el modo de hacer vinos adaptados a las características geográficas propias de cada terruño.

De los Andes al mar, en los valles, en la estepa, a la vera de los ríos, haciéndole frente al frío y a los vientos, los vinos de la Patagonia se suman con nuevos matices a la rica historia vitivinícola argentina.

Por Carmen Ercegovich

Fuente: clarin.com

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart

Verificación de edad

Al hacer clic en Entrar, certifico que soy mayor de 18 años.

O

Disfruta siempre de forma responsable.
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones