¿CÓMO SE HACE EL WHISKY?

Compartir

Ésta es una de las preguntas que muchos nos hacemos cuando empezamos a interesarnos por el mundo de las maltas. Tal vez conozcamos conceptos comunes como destilación, malta, cebada, barrica, turba, alambique, y unos cuántos más. Pero más de uno se sorprendería si descubriese que muchas destilerías hacen de jardinerías, que ciertos hongos contribuyen en la creación del whisky, que este destilado es transparente en su origen, que España juega un papel crucial en la maduración de muchas maltas, o que los ángeles se quedan buena parte de él.

Tratar este asunto de cómo se hacen los whiskies da para mucho y tiene sus claves y por supuesto, sus curiosidades. Pero no es un tema que se pueda explicar en unos pocos párrafos. Y si así fuera, entonces no sería tan interesante y apasionante como nos parece a muchos de los aficionados a las maltas.

Por tanto, en este blog de whisky que es WdeWhisky quiero abarcar esta tarea de explicar cómo se hace el whisky con cierto nivel de detalle, pero siempre con dos objetivos en mente: la labor divulgativa y sobre todo el entretenimiento. Por que soy de los que piensa que estando entretenido y disfrutando, uno aprende más.

Así que iré publicando una serie de artículos abarcando tanto los ingredientes utilizados en la producción del whisky, algo de historia, curiosidades, y por supuesto las distintas etapas y procesos por los que deben pasar esos ingredientes hasta que legalmente se le pueda llamar whisky.

Pero antes de explicar cómo se hace el whisky, y para aprovechar este primer artículo, hay que responder la siguiente importante pregunta.

¿Qué es el whisky?

  • Según la Asociación Escocesa del Whisky (SWA a partir de ahora con sus siglas en inglés), para que un destilado se le pueda llamar whisky debe cumplir los siguientes requisitos:Debe utilizarse en su destilación tres únicos ingredientes: agua, levadura y grano. Hay varios tipos de granos y normalmente se usan trigo, maíz, centeno y principalmente cebada. Este último grano malteado se utiliza para producir el famoso single malt. Ya hablaremos de qué es el malteado y por qué la cebada.
  • Debe destilarse a un mínimo de 40% alc. Nunca menos, o de lo contrario ese destilado no podría denominarse como whisky. Como curiosidad he encontrado en algunos supermercados españoles ciertos productos que se intentan vender como whisky pero que en realidad no lo son porque tienen una graduación inferior al 40%. Hay otros productos que se basan en el whisky, o que le añaden algo al destilado y que legalmente no pueden llamarse como tal, como por ejemplo este Spirit Drink con lima que Ballantine’s sacó hace unos años y que quien escribe ha visto jamás. Es curioso ver cómo las compañías utilizan todo tipo de terminología con tal de aparentar whisky.

Esto es un ejemplo de algo que parece whisky, pero no lo es.

  • Debe madurarse como mínimo durante 3 años en una barrica de roble. Nunca menos de ese tiempo, pero a partir de ahí, todo el que el maestro destilador quiera. Es por eso que muchos de los whiskies que vemos en el supermercado o en nuestro proveedor habitual vemos destilados de 12, 15, 20 o más años. 
  • ¡Por cierto! Corre por ahí una teoría que dice que en realidad deben ser 3 años y un día. En realidad no es así, lo que muchos no concluyen es que si yo empiezo a madurar un whisky el 1 de enero, podría embotellarlo el 1 de enero tres años más tarde porque se han cumplido los 1095 días mínimos por ley. Nunca el 31 de diciembre del año anterior. Y no se puede utilizar otro tipo de madera que no sea roble.
  • El uso de otras maderas se ha estado discutiendo en los últimos años, y puede que veamos un cambio al respecto porque los productores quieren probar otras variedades para conseguir nuevos sabores. Sin embargo, la SWA es una organización bastante conservadora y no suele darse a cambios tan importantes como este. Pero el asunto de la madera es un campo amplio y complejo en el sector de los destilados, y es aquí donde posiblemente se vean más avances en un futuro inmediato. También trataré este tema cuando llegue su momento.
  • Y por último un matiz. El whisky se puede producir en cualquier parte del mundo, siempre y cuando se cumplan los requisitos anteriores. Pero el Scotch whisky sólo puede producirse en Escocia y envejecerse en este país al menos tres años. Lo que tiene mucho sentido. Por tanto, no es lo mismo pedir en un bar un Scotch, que un whisky. Lo primero es lo segundo, pero lo segundo no tiene por qué ser lo primero ¿Queda claro? 

Y hasta aquí esta pequeña introducción a cómo se hace el whisky . En los siguientes artículos trataré el tema de los ingredientes, para luego abordar el proceso de la producción. Espero verte por aquí.

Slainte mhath!

Fuente: https://www.wdewhisky.com/

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones