Aprendé a maridar tus comidas con los vinos apropiados

Compartir
Aprendé a maridar tus comidas con los vinos apropiados

Para disfrutar en plenitud la combinación entre el vino y la comida, no solo basta con saber que los tintos van mejor con las carnes y los blancos con el pescado. Porque conocer un poco más del tema te va a ayudar a potenciar los sabores de ambos, mucho más de lo que te podés imaginar. A tal punto que te vas a sorprender de lo sabrosa que está la comida, o de lo espectacular que podés llegar a sentir un vino.

Si bien en materia de maridajes hay mucho de prueba y error, porque el gusto es un tema muy personal, existen algunos consejos que podés seguir para estar más cerca de la combinación ideal para tu paladar. En ese sentido, valen tanto las similitudes entre vino y comida, como los opuestos. Acá te damos algunos consejos de maridaje en función de los sabores.

1. Salados. En el caso de elegir productos salados (se trata de quesos, fiambres y no una tira de asado), los vinos dulces o de postre son ideales para maridar, porque se complementan.
2. Amargos. Son sabores que duran más en la boca que otros (aceitunas, rúcula, radicheta, etc.), por lo que se recomienda combinarlos con vinos jóvenes.
3. Ácidos. Son difíciles de maridar por lo invasivos que suelen ser, pero vinos blancos frutados como el Sauvignon Blanc, Semillón y Riesling son los que mejor se combinan.
4. Dulces. Este es el sabor más fácil de combinar. Para ello están los vinos de postre o dulces, pensados justamente para esta parte de la comida.

En cuanto a las carnes, los vinos que mejor van son los siguientes:

1. Res, chivo o cordero. Elegí vinos tintos con más cuerpo como el Cabernet Sauvignon, Syrah, Cabernet Franc, Malbec o, en el extremo de astringencia, Tannat.
2. Cerdo. Como se trata de una carne más suave, los tintos como Merlot, Pinot Noir, Tempranillo y Malbec son las mejores opciones.
3. Pollo. También se puede maridar con los mismos tintos suaves que para el cerdo, pero incluso se puede combinar con algunos blancos como Chardonnay, o rosados. Si es cocinado con alguna salsa con sabores más fuertes, la opción más recomendada es un tinto con un poco más de cuerpo como un Syrah.
4. Pescados y mariscos. Los blancos son los ideales (Chardonnay, Sauvignon Blanc, Torrontés, Riesling, Pinot Gris o Gewürtztraminer), aunque cada vez más se los marida con rosados y tintos ligeros como el Merlot y Pinot Noir.

¿Con qué vinos te gusta maridar tus comidas?

Fuente: cucinare.tv

Volver a la Sección Noticias


Secciones Principales


Quizás te pueda interesar


Compartir
Shopping Cart

Verificación de edad

Al hacer clic en Entrar, certifico que soy mayor de 18 años.

O

Disfruta siempre de forma responsable.
OBTEN UN 5% OFF
Suscríbete a nuestro Newsletter y obtene un 5% de descuento en tu primera compra.
    ME SUSCRIBO!
    Estoy de acuerdo con los términos y condiciones